Y el amor creció, como la semilla que bajo tierra a pesar de no verla, desde su interior, sin prisa pero sin pausa no detiene su crecimiento. Y logró ver la luz,  la de la pasión, que los encegueció llenándonos de placer y fue endulzando cual miel los días. Y su raíz buscó incansablemente llegar […]

Una semilla de amor (N° 540) — Ser-Can: un blog de poesías para compartir y…meditar
Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s